9.3.07

POR LA DEROGACIÓN DEL CANON

Afirma acertadamente Pepe Cervera en su blog Retiario que si la justificación del canon es compensar a los autores por los perjuicios que les supone el derecho que tiene todo comprador de su obra de hacer copias para su uso privado, entonces todos los autores deberían cobrar de ese canon. No sólo Bisbal, Ramoncín, Joaquín Sabina y Shakira; también usted y yo. Porque en los reproductores MP3 puede que haya más obras de los primeros, pero en los discos duros de ordenador, memorias 'flash', blogs y tarjetas de memoria de cámaras digitales hay muchas más obras nuestras, del personal civil, que de autores con carné. Si de lo que se trata es de dar de cobrar a quien crea no es justo que unos cobren y otros no. Cuando las cifras, además, nos dicen que la obra de los autores autorizados es cada vez menos relevante, y la obra de todos los demás, nuestra obra, cada vez lo es más. Así que venga; que las gestoras nos acepten en sus filas, y nos recompensen a todos los creadores, con y sin documentación acreditativa, en lo que el justo cálculo de nuestra importancia suponga.

El Sr Cervera pide "su cacho" y razón no le falta. Todos deberíamos pedir nuestro cacho. Pero ya puestos ¿no deberíamos pedir la derogación de esta injusta imposición?

2 comentarios:

indarki dijo...

Articular un canon de una forma práctica tiene sentido si hay una sociedad, empresa, administración que lo gestiona y lo reparte... y lo hace a un número razonablemente reducido de gente, no a todo el mundo.

Mejor derogarlo, pero es un argumento cuya respuesta la tienen bien aprendida los de las sociedades de gestión, así que la forma más fácil de atacarlo es que cada uno reclamemos nuestra parte o, al menos, yo la mía, ya que YO TAMBIÉN SOY AUTOR.

Enrique Mateu dijo...

Parece evidente que en este sentido todo ciudadano es autor. Autor de sus películas de vídeo vacacional, autor de sus textos (informes, cartas, proyectos, etc), autor de sus fotos retratos familiares, etc.

Si cada ciudadano fuera a las Sociedades de Gestión con sus CDs y DVDs solo con estos contenidos y su factura con el canon desglosado podría reclamar, al menos, la devolución del mismo y puede que hasta reparto.

No soy abogado pero si esto no es así, entonces algo falla.