5.5.12

¡Wert me ha llamado drogadicto!

Siempre que leo declaraciones del ministro de cultura me solivianto por su falta de tacto, sus ideas retrógradas, su falta de visión y su tendencia a no llamar las cosas por su nombre.

En unas declaraciones al Rolling Stone dice que "los músicos deben cobrar menos por la crisis". ¿Que músicos, Sr. Wert? ¿Los callejeros? ¿Los que no pueden ni pagar el local de ensayo? ¿Se refiere usted a la inmensa mayoría de músicos españoles que toca en condiciones infrahumanas a cambio de una miseria en el mejor de los casos? ¿O se refiere solo a los cuatro mega artistas internacionales que parecen gustarle?

Sobre la Movida opina que se ha exagerado su relevancia y que "el que estuvo no puede contarla, ya que estaban muy colocados".

Y sobre los recortes viene a decir, poco más o menos, que ni se van a notar porque lo que va a hacer es optimizar los recursos.

Señor Wert, un ministro que no aproveche una entrevista en Rolling Stone para reconocer que la carrera de música es la más larga, una de las más complicadas, exigentes y con menos índice de éxito. Que no aproveche para reconocer la tremenda inseguridad laboral del sector, con cientos de miles de músicos que trabajan sin contrato, sin seguridad social y por cantidades que ni si quiera podríamos definir de "nimileurista". Que no reconoce que los recortes están siendo especialmente virulentos con uno de los sectores con mayor precariedad laboral de toda España. Un ministro que se permita intentar degradar a todos los que participamos en una de las épocas doradas de la música popular en nuestra reciente historia en vez de reconocer su trabajo, su valía, su transcendencia nacional e internacional y su aportación económica a las arcas del Estado no merece tal responsabilidad.

Luego achaca su falta de popularidad a que es intrínseco al cargo. O que los músicos no apoyan a los "populares impopulares" por no se que cuento chino del franquismo y la transición. Vaya falta de perspectiva.

No ministro Wert. Si usted me demuestra que cobrando un buen sueldo para defendernos y dinamizar nuestro sector (o eso creo que es el trabajo de un ministro) utiliza una revista especializada para llamarnos drogadictos, despreciar nuestra historia reciente (nuestro trabajo en definitiva) y reducir la profesión al caso de unos pocos privilegiados, cuatro súper estrellas del rock, no puede obtener su partido mi beneplácito ( y hablo solo por mí). Entiendo yo que la culpa de que el PP no tenga el apoyo del sector de la cultura se encuentre más en el hecho de que muchos de ustedes, no todos, no cuenten con nosotros y el desencuentro sea histórico.

Perdió usted una magnífica oportunidad para solidarizarse con un sector que mueve a cientos de miles de profesionales entre compositores, intérpretes, ejecutantes, productores, técnicos, etc de diferentes estilos y tendencias, y que en la inmensa mayoría de los casos trabajan en condiciones tercermundistas. Perdió la oportunidad de poner sobre la mesa, ya que los recortes son muy duros (llámelo por su nombre), una serie de medidas tendentes a la regularización laboral del sector. Perdió usted, en definitiva, la oportunidad de demostrar que a la derecha española le intereso como bien, como profesional, como persona, como contribuyente aunque sea.

¿No voy a soliviantarme si me ha faltado al respeto?

Sus declaraciones al Rolling Stone aquí.

13 comentarios:

Nemigo dijo...

pues que pregunte a reixa, de la movida madrileña sabe algo y de la de vigo... fue uno de los líderes hoy ya es un progre acomodado amigo de la subvención

Óscar Andreu dijo...

Totalmente de acuerdo, a veces me pregunto si realmente se creen esa sarta de mentiras -lo cual tendría su merito- o sencillamente piensan que somos estúpidos.

manolo aguilar dijo...

Excelente exposicion, que suscribo integramente, como músico muy curtido en muchas lides, participe de la Movida entre otras muchas cosas,sufridor como todos de la mala conciencia que tiene cierta clase politica por no alumbrar artistas relevantes de su ideologia. Debe ser inquietante, mirar entre tus filas y no encontrar practicamente un músico con un mínimo razonable de swing , un pelín de pellizco o algo...Saludos

manolo aguilar dijo...

Ah, se me ha olvidado el título del comentario anterior, tiene tintes solidarios y dice: "Señor Wert, yo tambien soy drogadicto"

Enrique Mateu dijo...

Si Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, hubiera afirmado en una entrevista a la revista Sobremesa, de Vino Selección, que la denominación de origen de Rueda está notablemente exagerada y el que habla de ella o no la conoce o miente, porque el que la conoce no puede contarla, ya que estaban muy borrachos... ¿Que hubiera ocurrido?

Pues exactamente es lo que ha hecho el Ministro de Cultura hablando de la Movida.

Juan González Mesa dijo...

Señor Mateu.
Entiendo el enfado de los músicos, pero las reacciones que están teniendo con respecto a los comentarios del personaje este, en muchas ocasiones, tienden a menospreciar a las otras Artes, en el afán de demostrar la valía de la propia. He leído que usted opina que la de músico es la carrera más larga que hay, una de las más difíciles, etc. No sé si un escritor como yo podría convencerle de que aprender a escribir una buena novela no es asunto que se aprenda de un día para otro, y que nosotros tenemos un bagage de escritura y lectura de bastantes años antes de que lo sacado a la luz tenga un mínimo de calidad. Tampoco sé si usted podría ponerse, si hablamos de dificultad, en el papel de un artista de danza clásica. Imagino que sí. Creo que hay menos que puedan ganarse la vida con ella, incluso menos que músicos, y que deben aprovechar muy bien el tiempo que la Naturaleza les permita ejercer su profesión.
Estando de acuerdo con usted en gran parte de lo que dice, le pediría que reconsiderara según qué afirmaciones sobre la Música en comparación con otras Artes, para no caer en injusticias como las que se están señalando y contra las que me tendrá usted siempre a su lado.
Aunque pueda parecerle un ejemplo mundano o desagradable, pero que espero le sirva para ejemplizar la dificultad que tiene un escritor que desea salir a la luz pública, recuerde que nosotros no podemos tocar en el metro y pasar la gorra, no podemos dar conciertos, ni tan siquiera amenizar una fiesta entre amigos, y no podemos participar en ningún tipo de concurso televisivo de talentos.
Nosotros, obreros de las palabras, siempre estamos callados. Aunque la mayoría, como yo, respetamos profundamente la dificultad y la belleza del oficio de la Música.
Un saludo.

Anónimo dijo...

A mí me parece un tipo de colegio elitista, que nunca le ha faltado de nada y totalmente fuera de la realidad. Sus comentarios suelen denotar la falta de respeto hacia el proletariado, que para él y su camarilla somos ciudadanos de segunda, útiles sólo como consumidores de sus empresas (propias o de coleguitas) y pagadores de impuestos.

Querer convencernos de que 30 alumnos por aula es bueno porque los niños necesitan socializarse es tomarnos por gilipollas. Yo quiero que el profesor pueda dedicarle tiempo a mis hijos. Para socializar ya tienen el patio de recreo.

Pero bueno, para algunos esto es lo que el país necesita. DISFRUTEN LO VOTADO.

Enrique Mateu dijo...

José Ignacio Wert ha escrito en su twitter; Tenéis razón, me he expresado mal. Me refería solo al cache de los "grandes bolos". Mis disculpas. Ruego retwitear.

Enrique Mateu dijo...

Juan González; sabia apreciación que no solo comparto si no que soy totalmente consciente de ello.

Si en este caso hablo esclusivamente de la música es porque la entrevista se produce en una revista especializada de música y sus desatinos se circunscriben exclusivamente en este ámbito.

Y llueve sobre mojado ya que para tener un título superior de un instrumento musical son, dependiendo de los instrumentos, hasta diez años de cursos reglados. Años a los que hay que sumar si se quiere, además, estudiar composición, dirección de orquesta, etc unos cuantos años más. Y digo que llueve sobre mojado porque mientras estudiaba, mis compañeros de estudios en el colegio mayor cuando les explicaba que estaba estudiando música me decían "pero que yo te estoy preguntando que estudias en serio, si estudias algo".

Teniendo en cuenta esto cobra sentido mi entrada en el blog. Pero aun así, aunque para tocar el violín o la batería solo hiciera falta 15 minutos de estudios, un ministro no debe faltar el respeto a trabajadores de uno de los sectores que representa y punto.

Pero pido disculpas si se entendió otra cosa. Toda disciplina artística conlleva un gran esfuerzo, dedicación y amor. Nadie se dedica al arte como método para obtener grandes beneficios económicos.

Juan González Mesa dijo...

Señor Mateu, le entiendo perfectamente.
Imagínese que, además, usted no pudiese decir que está estudiando: "No, yo leo mucho, escribo mucho, y vamos tirando". Jajajajaja.
En cualquier caso, tiene usted toda la razón. El Ministro de Cultura, precisamente el Ministro de Cultura, no, no, mil veces no.

Jose Zanni dijo...

Con el parecido que tiene a Nosferatu, seguro que cualquier tema relacionado al vampirismo y a chupar sangre lo controla bien... oh wait...

Rubén dijo...

Entiendo el enfado pero me parece que equivocas el tiro. De entrada, porque creo que estaba claro a qué "músicos" se refería.

Y luego por algo mucho más sencillo. Si a los músicos no se les valora, es porque en este país, lo que se entiende por música, es bajarse gratis el último disco de Bisbal.

Nos puede gustar más o menos pero es así. Todo lo que se aparta de eso, suele ser minoritario, porque la mayoría de la gente no está dispuesta a perder ni 5 minutos (y ni 1€) en escuchar a alguien que no sea el triunfito de turno.

Y de eso no creo que tenga la culpa ningún ministro.

Anónimo dijo...

Enrique, el PP no tiene el apoyo del sector de la cultura porque la inmensa mayoría de artistas son de izquierda. Personajes como Willy Toledo, Miguel Ríos, Ana Belén, los Bardem, Miguel Bosé y amigos del clan de la ceja, hipócritas del no a la guerra, defensores de las dictaduras comunistas. Vosotros solos os habéis marginado alineandoos con la izquierda. Y encima vuestro sector político no paga un duro por vuestras obras, se las baja gratis de internet.