1.6.06

GRACIAS, MUCHAS GRACIAS

Queridísimos compañeros/as, amigos/as, lectores:

En estos tristísimos momentos para mi familia quiero agradecerles en nombre de ellos y en el mío propio las innumerables muestras de afecto y cariño que nos han brindado. Tanto correos electrónicos, SMS como llamadas telefónicas así como quienes muy generosamente vinieron a darme un abrazo. Les aseguro que reconfortan y ayudan a afrontar esta dolorosa e irreparable pérdida.

Una vez pasados estos primeros días de duelo y solucionados los inevitables problemas burocráticos les prometo que contestaré a todos/as ustedes personalmente.

No quisiera despedirme sin pedir disculpas públicamente por lo abandonado que he tenido mis trabajos y compromisos durante la enfermedad de mi madre y el fatal desenlace. Pero les digo que no me arrepiento. Es más, si pudiera hacer moviola y cambiar algo, hubiera abandonado absolutamente todo por estar un minuto más con ella. Y de corazón les sugiero que lo hagan ustedes llegado el caso.

Gracias, muchas gracias.

1 comentario:

Tron dijo...

Me acabo de enterar por este artículo, no es la primera vez que tropiezo con situaciones como esta donde la red no nos hace llegar la información. También fue así el caso de Juan Varela; un tumor cerebral le mantuvo apartado de su weblog y nadie supo la razón hasta que llegó a la convalecencia. Creo que nos falta un portal para centralizar al máximo esta clase de sucesos vía email.

Es la única ocasión en la historia de un hombre en que la naturaleza pone a prueba la profudidad del alma humana frente al dolor afectivo. Mi más sentido pésame, Sir.

Saludos